lunes, 5 de enero de 2009

Slow down. Echa el freno.

"Vamos de paseo en un auto feo pero no me importa por que llevo torta pi pi pi" Gaby, Fofó y Miliki

Queda lejos esta imagen de cuando eramos peques y nos sentábamos frente a la tele con el bocata de nocilla desgañitándonos con las canciones de los payasos mientras se nos metía el pan entre los dientes. No había ordenadores, ni móviles y todo transcurría muy muy despacio. Con esto no quiero decir que debamos volver a las cavernas, colocarnos un taparrabos y salir a cazar mamuts. Si fuera anti-progreso no estaría escribiendo esto con mi mac último modelo (bueno, del año pasado que todo va muy rápido).

slow
Cortesía de  fatboyke

Prisas, atascos, consumo descontrolado, la sociedad del exceso, comida rápida, sexo rápido, horas extras, la locura colectiva en la sociedad en la que si no hay dinero se hace para que todo siga su curso ... a veces me pregunto ¿A dónde vamos? En esta vorágine del día a día, concretamente en la cola de correos (60 números ¿estamos locos?) me crucé con un artículo de BestLife sobre el movimiento slow, después he seguido investigando... Ha llegado el momento de echar el freno.

El movimiento slow es una corriente cultural que promueve calmar las actividades humanas. No está controlado por una organización como tal, su inercia se mantiene por individuos que forman la comunidad global slow, comunidad que tiende a expandirse. En nuestra sociedad parece que debemos hacer cosas a todas horas, el movimiento slow reacciona contra esto proponiendo disfrutar y saborear la vida.

Para comenzar a frenar...

1. Prepara un té y disfrutalo con calma. El té es la bebida del movimiento slow.
2. Escribe estas palabras en un sitio visible: "La multitarea es una falta grave."
3. Haz solamente una cosa a la vez. Prohibido conducir, hablar por el móvil, maquillarte y desayunar al mismo tiempo.
3. No te veas forzado a responder con rapidez. Tómate tu tiempo.
4. No lleves el reloj encima, no te preocupes que sabrás la hora.
5. Bosteza a menudo. Bostezar es bueno para la salud.
6. Échate una siestecita de vez en cuando o quédate un rato más en la cama. No hay nada malo en ello.
7. Disfruta del presente.
8. Pasa tiempo con las personas que quieres.
9. Date un paseo sin prisa.
10. Y lo más importante, respira.

Esta lista puede ser tan extensa como quieras, sencillos placeres desde la música a cocinar o simplemente mirar al techo, depende de ti, yo mientras escribo esto elegí Ghost Riders in The Sky de Johny Cash y Willie Nelson. No se trata de desterrar el móvil, librarse del coche, ni de apartarse de la sociedad, se trata de encontrar el equilibrio. El enfoque del movimiento slow es ser selectivos y ser plenamente conscientes de como invertimos el tiempo. Sin prisas pero sin pausa. No perder la perspectiva, ser plenamente consciente de lo realmente importante y disfrutar de los momentos son el pasaporte a la felicidad. No dejes que el tiempo te controle, controla tú al tiempo.

¿Va tu vida demasiado rápido?¿Ha llegado el momento de echar el freno? Comparte tus trucos para frenar. Y si te gusta lo que lees no olvides de suscribirte .

Más sobre slow:

Movimiento slow
Slow down now
Movimiento slow (wikipedia)

Lecturas recomendadas:

La sabiduría de la tortuga.
Elogio de la lentitud.

10 comentarios:

Vanesa dijo...

Mi vida iba demasiado rapido, mi trabajo me consumia todo el tiempo, no habia lugar para disfrutar, hace dos año me anime a cambiar, cambie de trabajo, me independice, ahora no solo me gusta lo que hago sino que tengo tiempo para disfrutar.
Creo que la clave es justamente lo que vos mencionabas encontrar el equilibrio.
besos!

Anónimo dijo...

no vamos a ninguna parte en verdad.

que paradojico que un blog de productividad personal, roce los dos extremos de la condicion humana...por un lado hacer hacer hacer...y por otro derrepente la vida te pasa la cuenta y te dice, hey...vamos....relax.

buen articulo

Consultor Anónimo dijo...

Yo hace dos años dejé Madrid. Ahora vivo en Aranda de Duero. Probablemente, una de las mejores decisiones que haya tomado nunca. Aquí todo va a otro ritmo.

Ejemplo: la Cabalgata de Reyes. Bajar de casa, situarse en 3 minutos andando despacio, verla en segunda fila y al acabar, tranquilamente a casa.

Al subir, puse la tele para ver la de Madrid. Sólo de imaginar el estrés de los que habían ido a verla en primera fila... :)

Oscar dijo...

@vanesa: Me alegra oir eso que conseguiste "independizarte", cambiar de trabajo, yo llevo años pensando en dar el salto pero siempre... el miedo. Pero bueno, tampoco me puedo quejar, me gusta lo que hago. A partir de ahora seguiré buscando más el equilibrio entre la calma y la guerra. Gracias por comentar.

@elarellano: Pues si, estuve pensando durante la redacción del post en eso y siempre podré encontrar escusas para justificarme: productividad sin stress, afilar la sierra... pero si a veces el hacer hacer hacer nos hace perder la perspectiva y quizá ¿la vida?. Gracias por comentar.

@consultor: En primer lugar, muy buen cordero en Aranda, hace un mes pasamos por allí y el desarrollo personal consistió en lechal y rivera del duero :) Me parecía que estaba sordo, ¡qué tranquilidad! En fin, yo siempre he amado "Madriz", mi ciudad de verdad, pero últimamente me cansa, vivo aquí huyendo de la multitud, nunca se me ocurriría ir a la cabalgata de reyes en Madrid (bueno si alguna vez hay niños... ¿habrá que ir? Ay madre!) Recuerdo en mi pueblo, yo de rey Baltasar, y cuatro niños que se lo creían todo... No se a veces me lo pienso. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Me apunto al movimiento slow.

Que casualidad, hace años leí un artículo que me encantó y no llevo reloj desde entonces.

Xavi

Oscar dijo...

Hola Xavi,

buena elección! Yo tampoco llevo reloj ;)

Un saludo:

Oscar

CrowDat dijo...

Buenas!

Me gustó tanto este post que lo envié por email a mis amigos (citando fuente, of course) y mira por donde que todos han empezado a responderme diciendome cuantos puntos cumplen.

Diciendo.. "cumplo 7 de 10" , "pues yo solo 5, me quedan 5 por mejorar", etc..

Y curiosamente, supongo que por error, pero el propio articulo tiene una cosa que sirve para ver como cuánto de "movimiento slow" es la gente realmente.. porque.. la respuesta que les dije fue..

"Pues mira por donde que todos habeis leido TAN RAPIDO que no os habeis parado a ver que no son 10, sino 11, el 3 está 2 veces."

Un saludo!

Senior Manager dijo...

No creo que sean tiempos para echar el freno, pero si para reflexionar sobre la velocidad y el movimiento que como bien decía Einstein... son relativos... Lo importante es saber escoger la velociad adecuada pues, como los coches, no todos podemos correr a la misma velocidad.
SM

Oscar dijo...

@CrowDat: Muchas gracias por pasar este artículo y gracias por el comentario de lo de los 11 puntos, yo tampoco me dí cuenta :) Lo dejo sin corregir para ver si alguien más se fija. Un saludo.

@seniormanager: Hola senior, totalmente de acuerdo la clave está en el equilibrio. Personalmente prefiero recular y poder observar el campo de batalla desde fuera, después elegir. Creo que esforzarse como un burro no tiene sentido. Por tanto en tiempos de crisis debemos pensar, no echar el freno (de mano) sino frenar por si nos la pegamos. Un saludo.

Slow Madrid dijo...

Estoy con el "Movimiento Slow" y tan es así que me quedo con la primera palabra, y con el fin de promover estas soluciones en nuestro estilo de vida he creado una web en mi ciudad:
www.SlowMadrid.com
por cierto me encantaría poder usar la foto de la carretera.
Un Saludo

Publicar un comentario