lunes, 24 de noviembre de 2008

¿Qué quiero ser de mayor?

Cortesía de -Terry-
Para algunos puede ser curioso o incluso "inquietante" hacerse esta pregunta con casi treinta, treinta o mucho más allá de treinta. Antes de cumplir los diez años yo tenía clarísimo lo que quería ser, yo no quería ser ni médico, ni astronauta, ni si quiera futbolista, yo quería ser "basurero", no se si sería como consecuencia de la ley del mínimo esfuerzo, ya sabéis la cantinela "si no estudias acabarás de basurero" (nada más lejos de la realidad por cierto) o por mi manía de recoger y ordenar todo. Cuando llegué a la universidad lo tenía menos claro aún, con lo que escogí alguna carrera con la que ganarme la vida, vamos ni vocación ni leches, esto mismo que dicen que tiene "salidas"... y aquí estoy ocho años después de acabar la carrera preguntándome ¿Qué quiero ser de mayor? Parece un chiste ¿No? Si a ti te pasa algo parecido quizá te interese seguir leyendo.

Saber lo que quieres ser cuando seas mayor puede servir como un punto de referencia en la vida. Da certeza y comodidad saber a que quieres dedicarte. Sabes donde estas y sabes donde vas. Sabes lo que tienes que hacer y tienes un plan para hacerlo. Tienes un plano y una brújula para orientarte. Por otro lado, la indecisión y la incertidumbre al elegir una carrera, escoger un trabajo o decidir que tipo de formación seguir puede ser agobiante. Puedes sentirte sin rumbo a lo largo de tu vida laboral, como un barco a la deriva sin ir a ningún sitio en particular. Y esto si sólo hablamos de trabajo.

"La vida esa gran desconocida". Compleja en sus matices, llena de infinitas posibilidades, limitada sólo por nuestra capacidad creativa y nuestras ganas de hacer. ¿Quizá quieras comprar un piso? ¿O quieres viajar, ver el mundo y conocer gente diferente? ¿Ambas? ¿Te gustaría empezar un negocio? ¿O quizá irte a tu pueblo a cultivar zanahorias y vivir de lo que crece en la huerta? ¿Aprender artes marciales? ¿Escribir un blog de desarrollo personal? ¿Aprender fotoshop para quitarte los ojos rojos en las fotos? ¿Meditar cada día? ¿Escribir una novela? ¿Plantar un árbol? ¿Tener un hijo?

Con tantas posibilidades tendrás que ...

Priorizar

La abundancia de posibilidadesa nuestra disposición puede a veces paralizarnos tanto como no tener idea alguna. El primer paso es, sin duda, poner orden en la multitud de objetivos, intereses y posibles rutas a tomar en la vida. Si eres joven, sin compromiso, sin hijos, sin cargas económicas...tendrás un amplio abanico donde escoger. Si estás en un momento en la vida en el que tienes responsabilidades y obligaciones quizá las posibilidades no sean tan grandes, pero existen. No creas que no puedes cumplir tus sueños. Parte de ser creativo es ser capaz de encontrar una solución que te haga alcanzar lo que desees sin dejar de cumplir con tus responsabilidades.

Veo este proceso como una especie de "brainstorming". Primero anota todas las soluciones e ideas potenciales que se te ocurran con total libertad sin prejuzgar si son buenas o malas. Sólo después prioriza. ¿Cómo priorizar?

Bien, necesitarás...

Perspectiva

La perspectiva gobierna el mundo. Tu perspectiva, lo que vives, es tu mundo. El que no ha dejado su pequeño pueblo en el que nació tiene una perspectiva limitada. Una persona que vive su vida sin considerar la naturaleza finita de la misma vive con una falta de perspectiva.

Muchas personas que estuvieron cerca de la muerte vuelven de la experiencia con unas prioridades nuevas. Viven su vida de forma diferente después. De una manera u otra las posesiones materiales pasan a un segundo lugar y dejan sitio al amor, la compasión, la amistad, las cosas simples de la vida se convierten en mucho más importantes.

Antes de priorizar tómate tu tiempo para asegurarte de que tu perspectiva es tan amplia y clara como te sea posible. Reflexiona sobre tu vida hasta el momento y piensa en como te sientes. Imagina las cosas que te importaran cuando seas viejo y mires atrás en la vida.

Ahora es tiempo para...

Experimentar

La vida no es un debate intelectual. La vida es algo que haces. Es algo que sucede. Somos lo que hacemos. Vive tu vida. Haz pequeños experimentos para hacerte a la idea de como sería si te dedicarás a ello el 100% de tu tiempo.

Por ejemplo, si consideras, que enseñar algo que amas como la cocina, puede ser tu forma de vida, pruébalo primero. Asiste a clases de cocina y después pregúntate como te sientes. Puedes descubrir que enseñar está muy lejos de lo que te gusta de la cocina, que puede ser realizar platos creativos con tus propias manos. O quizá encuentres que enseñar te gusta como tal y sólo tienes que elegir que enseñar.

No lo sabrás hasta que te enfrentes y lo pruebes. Hasta que no lo hagas quedará en el baúl de la especulación. Elige algo, pruébalo y sigue adelante o descártalo, dependiendo del resultado.

Pase lo que pase ten en cuenta...

La naturaleza de la vida

A pesar de planes e intenciones, el cambio está en la naturaleza de las cosas. La vida no es algo estático que se adapta a tus designios. Recuerda, la vida es una gran posibilidad.Cuando las dificultades, las barreras y las circunstancias inesperadas aparecen en tu camino todas las puertas se cierran. Si así es como tiene que ser, deja que se cierren. Tu misión está en encontrar nuevas puertas abiertas.


¿Qué quieres ser de mayor? ¿Estás en la buena dirección? ¿Qué podrías hacer para estar más cerca de tus sueños? No te vayas sin dejar tus comentarios y si te gusta lo que lees no olvides de suscribirte .

Post basado en How to figure out what you want in life post de Stephen Cox, que escribe diariamente en Balanced Existence.

Si te ha gustado el post quizá te interese:

¿Te gusta tu trabajo?

Otros recursos:

¿Qué serás de viejo?

11 comentarios:

Jose Miguel Bolivar dijo...

Pues va a ser que lo de querer ser basurero de crío y que te guste la productividad de no tan crío tiene algo que ver... :-D

Ahora en serio, me ha gustado mucho el post en general y el enfoque en particular.

Creo que hacerse la pregunta "¿qué quiero ser de mayor?" regularmente es altamente recomendable.

A fin y al cabo, si no sabes a donde quieres ir es muy probable que acabes donde no querrías estar.

JM

Oscar dijo...

Muy bueno lo del basurero :-) Por cierto con todo el respeto, siempre me quedo mirando...

El post me gusto me ha hecho recapacitar mucho, eso de mirar atrás cuando seas viejo...

Como dices es bueno preguntarse para saber donde vas, si no puede que un día llegues a un sitio en el que no quieres estar. Me imagino que una vida sin preguntarse es como comprar un billete de tren "aleatorio", sin dirección... De todas maneras hay gente que prefiere dejarse llevar y lo que diga la vida, pero yo prefiero reflexionar y dirigir el barco a donde yo quiera.

Gracias por comentar y decirte que me has dado fuerza para seguir. Me animaste un montón el otro día en tu blog.

Un saludo! Y a seguir: motivación en tiempos de crisis!

Dani dijo...

Felicidades por el post, hay muchos a los que nos va bien que nos recuerden que hay que mirar un poco más allá del día a día :)

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Oscar,

Muy buen post.

La verdad que la pregunta "¿qué quiero ser de mayor? hay que hacérsela con frecuencia para avanzar hacia donde queremos. Yo ahora mismo estoy en un momento de perdida a este respecto debido a que no se que quiero ser en mis próximas etapas, pero bueno poco a poco me aclarare.

Por cierto, leí tus comentarios en el blog de óptimo infinito y quería darte ánimos para seguir, porque haces una gran labor. Todos pasamos por altibajos y hay veces que uno duda si seguir, pero siempre remontamos.

Saludos,

Anónimo dijo...

Me viene ni que pintado. En estos momentos que me estoy preguntando qué quiero ser de mayor (cuando sea muucho mayor)

Gracias.

Oscar dijo...

@Dani: Pues si nos viene bien, nos centramos en el día a día y es bueno mirar la vida en perspectiva, hoy he ido de viaje en coche y durante el viaje me he ido preguntando ¿Qué quiero ser de mayor? Creo que es bueno reflexionar. Gracias por comentar.

@Juan: Seguro que te aclaras, es cuestión de pensar y a lo mejor el consejo de experimentar te puede valer. Gracias por los ánimos, seguiré en la brecha.

@anónimo: Me alegro de que te sirva, un saludo!

Yoriento dijo...

Oscar, eso de experimentar me parece el verdadero salto existencial, versus tanta supuesta racionalidad y toma de decisiones artificiosa. Hay que probar, hay que probar... :-)

Senior Manager dijo...

El problema es que cuando tenemos la madurez y las posibilidades de poder plantearnos estas preguntas de un forma seria, ya hemos sido ampliamente influídos por nuestros padres, maestros, familiares amigos e incluso nuestro entorno... Los sueños de niño a veces se cumplen, es cierto, pero soñar no es sinónimo de alcanzar.
SM

Oscar dijo...

@Yoriento: Hola amigo! A mi también me ha llegado lo de experimentar, como dices "hay que probar" y si no sale pues a otra cosa. Seguiremos insistiendo. Un saludo y gracias por comentar.

@senior: Hola! Quizá tengas razón, uno llega a estas conclusiones ya un pelín mayor, si tuviera 20 años quizá hubiera tomado otras decisiones, quizá no estaría metido en donde estoy... Yo asumo que por el pasado nada se puede hacer pero a partir de aquí si se puede hacer algo. Creo que uno no deja de ser un niño y por tanto nunca debería perder la ilusión de soñar. Es cierto no todo se alcanza pero lo único que podemos hacerlo es intentarlo. Gracias por comentar y mucho ánimo con tus nuevos proyectos.

Elia Toppelberg dijo...

Hola!
Me encanto tu articulo. Te recomiendo un articulo con la misma idea que escribi para el Diario La Nacion de Argentina: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1032655

Carinos,
Elia

Oscar dijo...

Hola Elia,

me alegra que te guste y me alaga viniendo de quien viene, aunque ya sabes que la idea original fue de Stephen de Balanced Existence yo hice un mix :-) Tu blog me ha encantado, ahora mismo te agrego a mis enlaces, por fin cargó el artículo, me ha encantado lo linkeo en este post. Muchísimas gracias,gracias por comentar.

Un saludo.

Oscar

Publicar un comentario