lunes, 7 de enero de 2008

Cómo mantener los propósitos de año nuevo


Semana negra en la bolsa. Los datos de empleo en USA son malísimos. Vaya forma de empezar el año y yo que tenía esperanzas, espero no ver truncada mi carrera como broker, no se para donde va a ir el mercado, estoy perdido...Quiero cumplir los objetivos que me planteo. Ayer leí algo que me ha ayudado en el blog del Dr. Covey How to keep your New Years Resolutions, Cómo mantener los propósitos de año nuevo.

A veces siento que me hago un propósito, lo mantengo por un tiempo, lo rompo, me siento culpable... y al final me olvido y a otra cosa. Tengo mucho empuje pero me desinflo.

El guru del desarrollo personal el Dr Covey intenta orientarnos en este aspecto. Antes de hacer un propósito es conveniente reflexionar y hacerse las siguientes preguntas:

- ¿Qué quiero conseguir?
- ¿Por qué quiero conseguirlo?

La reflexión es importante para conectar con nuestro yo intimo.

No vale venir con propósitos rápidos y poco importantes que luego estamos acostumbrados a romper, debemos confiar en nosotros mismos, sacar la fuerza necesaria de nuestro interior, confiar en nuestro potencial y decidirnos por lo que realmente es importante en nuestra vida.

Por ejemplo, si queremos perder peso, nos da menos fuerza si la motivación viene de fuera: gustar a los demás, entrar en determinada talla... es más fácil cumplir nuestro objetivo si obtenemos la fuerza de nosotros mismos: "Quiero ser una persona saludable y debería perder peso."

El truco es aumentar la credibilidad en nosotros mismos aumentando nuestra fuerza interior. Para comenzar lo mejor fijarse pequeñas metas e ir superandolas. Al superar pequeños obstáculos se crea un hábito que nos permite saltar obstáculos cada vez mayores, nuestro caracter se fortalece y esta fuerza vence a la pereza.

Es natural tener momentos de duda y de debilidad pero no te dejes vencer por estos momentos.

Así que me he tomado un café, y tras contemplar el atardecer en la ciudad de los rascacielos he vuelto a mirar a las pantallas. "Si triunfo aquí podré triunfar en cualquier sitio."

2 comentarios:

uberum dijo...

curioso, por que yo nunca me he hecho "proposiciones" en año nuevo ni en ninguna otra fecha señalada, me parece absurdo.

¿ Por que a dia uno de enero hay que proponerse algo ? Yo prefiero hacer mis planes segun las circunstancias... si son favorables me lanzo a algo independientemente de si es fin de año, mi cumpleaños lo que diga el horoscopo.

Luego eso si, yo tengo asumido que la mayor parte de los intentos siempre acaban en fracaso, pero... y lo bien que se pasa intentandolo ? .

PD: No me gusta la frase esa de ".. no lo intentes.. hazlo".. yo no estoy de acuerdo con lo que significa/implica

Oscar dijo...

Uberum, primero gracias por comentar, a veces pienso que estoy hablando solo.

Tienes razón, es un poco absurdo lo de los propósitos de año nuevo, esto vale para cualquier época del año. Pero me limite a traducir el título de la entrada del post yanqui.

Mucha gente, yo tambien, nos hacemos propósitos a principio de año. Sin embargo yo este año no me he hecho ningún propósito. Quiero investigar el por qué de romper los propósitos con uno mismo, el por qué de no llegar a la meta, a fin de cuentas este blog nace del inconformismo. Por eso me pareció interesante esta entrada.

Respecto a lo de hacer e intentar, opino que son matices: el "voy a hacer" es más fuerte que el "voy a intentar", y depende del caso puedo valer más uno que otro. Creo que si tienes dominada una faceta es más facil decir "voy a hacerlo" y cuando tienes más dudas usas el "lo intentaré" y tambien hay veces que no vale el intentar o lo haces o no lo haces pero no lo intentes (no valen medias tintas). Por otro lado, si no "intentaramos" donde estaríamos ahora, no hubieramos avanzado, la duda, el miedo al fracaso nos hubiera detenido siempre y los grandes inventores no hubieran sido capaces de intentar. Sin embargo, "voy a hacer" implica menos dudas es más "echao pa lante". En fin, filosofías. Gracias por estar ahí.

Publicar un comentario